Skip to main content

Tritones, habitantes fascinantes de la Red Natural de Aragón

By Biodiversidad, naturaleza, Noticias, Red Natural de Aragón, Uncategorized

 

IMG_3953


Tritón jaspeado_Red Natural de Aragón

Aragón es una de las Comunidades con mayor biodiversidad de toda España. La Red Natural de Aragón cuenta con especies endémicas propias de los ecosistemas presentes en la Región. Entre esos endemismos se encuentran varias especies de anfibios. Hoy queremos hablaros de uno de ellos, el tritón. Este anfibio se encuentra, en muchos casos, amenazado por la pérdida de hábitat y los pesticidas, pero en buena parte del Pirineo y Prepirineo todavía conserva poblaciones numerosas en arroyos, balsas y pequeñas pozas de aguas limpias.

Por Daniel Falomir, educador ambiental de la Red Natural de Aragón

 

​El tritón es un pequeño anfibio que se encuentra representado por tres especies diferentes en los espacios naturales de nuestra Comunidad Autónoma: el tritón pirenaico, el tritón jaspeado y el tritón palmeado. Son animales difíciles de detectar, pues desarrollan su actividad durante la noche, y solamente en época de reproducción, acuden a pequeñas masas de agua. El resto del año, la espesura húmeda del bosque los esconde.

Doble vida

Anfibio significa “doble vida” y eso es lo que hacen. Pasan la mayor parte del año ocultos en la hojarasca, ya sea hibernando en época desfavorable o sobreviviendo fuera de la época de reproducción. Es en ésta época cuando los vemos con mayor facilidad en el agua, pues hasta ahí acuden a cortejarse e iniciar su reproducción. Sus pequeños huevos adheridos a las plantas acuáticas eclosionarán en forma de larva, aunque el tritón pirenaico los adhiere a pequeñas piedras y no le importa que haya corriente de agua, cosa que las otras dos especies no suelen tolerar. La metamorfosis suele durar 1 año completo, y aquí también hay diferencia, el pirenaico puede pasar hasta 2 años en estado de larva. Una vez pasado el estado de larva, abandonan el agua y no es hasta pasados 3 años cuando alcanzan la madurez sexual, que será cuando vuelvan a repetir todo el proceso.

 

 

Tritón pirenaico, una especie endémica

Tritón pirenaico_Red Natural de Aragón

Tritón pirenaico_Red Natural de Aragón

Especie endémica del Pirineo y Prepirineo.
Mide de 10 a 15 cm. Tiene el cuerpo de color pardo oscuro, siendo más oscuro a mayor altura.
A diferencia de otras especies de tritones, los adultos no tienen cresta ni en la espalda ni en la cola.
Los ejemplares juveniles presentan una línea amarilla longitudinal en el lomo, que se va haciendo menos visible con la edad.

 

 

Tritón jaspeado, sus manchas amarillas lo delatan

Tritón jaspeado_Red Natural de Aragón

Tritón jaspeado_Red Natural de Aragón

Tiene un tamaño similar al tritón pirenaico
(de 11 a 16 cm).
Se distingue fácilmente por el color de su
piel, de color verde amarillento con
numerosas manchas negras de gran
tamaño que se unen formando un
reticulado.
Durante el periodo de celo, los machos
muestran una cresta muy desarrollada.

 

 

 

Tritón palmeado, una cresta como rasgo diferenciador

Tritón palmeado_Red Natural de Aragón

Tritón palmeado_Red Natural de Aragón

De menor tamaño que el tritón pirenaico y el
tritón jaspeado (8-9 cm). Se distingue por su lomo de color pardo amarillento con manchas negras alargadas
hacia los costados.
A cada lado de la cabeza tiene una banda
oscura característica, desde la nariz a la parte
posterior del ojo.
En época de celo, el macho presenta los dedos
de las patas posteriores palmeados.
Muestran una cresta en la cola, que está más
desarrollada en los machos que en las hembras.

 

Estado de conservación

La destrucción de su hábitat es uno de sus problemas principales, en la antigüedad eran bien conocidos por su abundancia, y el “guardafuens” como era llamado al norte de nuestra comunidad se podía ver en cualquier manantial o arroyo por pequeño que fuera. La contaminación de las aguas, los atropellos y la introducción de especies exóticas son otras de las causas de su alarmante desaparición.

 

¿Qué comen?

Son animales insectívoros en sus dos estados (larva y adulto). Se alimentan de insectos tanto acuáticos
como terrestres, ya sea en forma de larva o adulto, aunque también de otros invertebrados (lombrices,
crustáceos). Algunos pueden alimentarse incluso de las larvas de su misma especie. Es un eficaz depredador de insectos tanto acuáticos como terrestres, ya sea en forma de larva o adulto y que controlará que estas poblaciones no se disparen.

 

¿Dónde podemos encontrarlo?

En la Red Natural de Aragón podemos encontrarlo en diferentes espacios naturales, el tritón pirenaico está ligado a esa cadena montañosa y sus estribaciones: Los Valles Occidentales, Ordesa, San Juan de la Peña, Posets Maladeta y Sierra de Guara. El jaspeado lo podemos citar en: Sierra de Santo Domingo, San Juan de la Peña, Moncayo, Sotos y Galachos del Ebro, coincidiendo en estos lugares con el palmeado, que también encontraremos en: Posets Maladeta, Ordesa y Los Valles Occidentales.

 

 

¿De quién es este ojo? El Quebrantahuesos en la Red Natural de Aragón

By Espacios Naturales, naturaleza, Noticias, observación de aves, Red Natural de Aragón
Quebrantahuesos. Fuente foto: F.A.B. David Gómez Samitier

Quebrantahuesos. Fuente foto: F.A.B. David Gómez Samitier

De silueta y colores inconfundibles, el quebrantahuesos es una de las aves más fascinantes y buscadas de la Red Natural de Aragón. Este majestuoso buitre, símbolo también de las montañas pirenaicas, sobrevive hoy gracias al constante proyecto de recuperación que se ha llevado a cabo en diferentes puntos de la península en las últimas décadas. Hoy lo estudiamos de cerca parándonos en uno de sus rasgos más diferenciadores, los ojos…

 

Por Susana García, Educadora ambiental

del Centro de Interpretación de Benasque, en el Parque Natural Posets-Maladeta

Quebrantahuesos_Red Natural de Aragón

Quebrantahuesos_Red Natural de Aragón. David Gómez Samitier

¿De quién es este ojo de iris amarillo y esclerótica roja?

Inconfundible, el intenso ojo del quebrantahuesos se asoma tras un antifaz negro. Esta gran rapaz está incluida en el Libro Rojo de las aves de España como “En peligro” y aparece en la categoría de “En peligro de extinción” en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Medio buitre, medio águila, se trata de un ave carroñera que se alimenta de huesos y pellejos, pero conserva algunos rasgos de rapaces que “cazan”. Rasgos que, por otro lado, no la llevan a atacar ganado; acusación por la cual este ave fue envenenada durante décadas.

Con sus hasta 2.8 metros de envergadura surca los cielos de nuestro Pirineo y sierras prepirenaicas como la Sierra de Guara en busca de pequeños cadáveres. Lo hace siguiendo la evolución de los buitres para aprovechar los huesos que dejan después de su festín. Los huesos de gran envergadura los agarra, eleva y lanza contra rocas para trocearlos y poder engullir con más facilidad.

Tiene un ojo extravagante, ¿no?

Para que nos aclaremos, la esclerótica es el tejido fibroso que protege el globo ocular (el blanco del ojo en humanos) y el iris es la estructura pigmentada que se contrae y dilata permitiendo más o menos entrada de luz en una abertura central, la pupila.

 

 

Si lo comparamos con el ojo humano, quedaría así:

 

 

 

¡Fascinante!

En el reino animal numerosas especies usan los ojos como forma de señal. Formas y colores llamativos pueden infundir alarma y temor a otros animales depredadores o a individuos de la misma especie que entran en competencia de nidos, alimento, apareamiento etc.

En situaciones de enfado, agresividad, estrés o deseo de aparearse, el plumaje de la cabeza del quebrantahuesos se eriza, al mismo tiempo que su esclerótica roja se inflama.

El iris de color amarillo lo comparte con muchas aves rapaces como el águila culebrera, águila pescadora y azor. La presencia de más o menos melanina en el iris puede atender a las condiciones de luz en las que desarrollen su actividad vital.

La localización de los ojos lateralmente aumenta el campo de visión. En las rapaces pueden estar localizados en posición ligeramente frontal para mejorar la visión binocular (totalmente frontal en el caso de los búhos). Poseen ojos más grandes en relación al tamaño corporal, dos fóveas en lugar de una(en humanos) y más conexiones nerviosas en la retina que nosotros. Estas características maximizan la agudeza visual de las rapaces y hacen su visión mucho más eficiente que la de los humanos.

El llamativo ojo del quebrantahuesos es capaz de localizar su alimento desde gran altura gracias a que su vista es como si llevara constantemente unos prismáticos de 8 aumentos.